Saltar al contenido principal
ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 39 €

Cómo saber si un gato es hembra o macho

Cómo saber si un gato es hembra o macho

Cómo saber si un gato es hembra o macho

¿Acabas de adoptar a un lindo gatito y no sabes si es macho o hembra? No te preocupes, cuando los felinos son pequeños, es muy difícil distinguir su sexo. Aún así, si te fijas bien, puedes llegar a averiguarlo. En el artículo de hoy te enseñamos cómo saber si un gato es hembra o macho analizando sus genitales.

Cómo saber si un gato es hembra o macho analizando sus genitales

Cuando los mininos son muy jóvenes, su área genital está todavía poco desarrollada. Por eso, a veces no es fácil diferenciar un gato hembra de un macho. A continuación te explicamos cómo son los genitales en cada uno de los casos.

¿Cómo son los genitales de un gato macho?

El área genital de un gato macho está compuesta por el ano, el pene y el escroto:

  • El saco escrotal está recubierto de pelo y contiene los testículos. Aunque en la edad adulta alcanzan el tamaño de una cereza, en los gatitos bebé los testículos son muy pequeños, como el hueso de una aceituna.
  • El pene está situado justo encima de los testículos, rodeado por un montículo de pelo. Se puede apreciar cómo sale de entre los muslos del gato.
  • El ano está separado por unos tres centímetros del pene en ejemplares adultos. En los cachorros, esta distancia es más reducida.

¿Cómo son los genitales de una gata hembra?

En el área genital de una gata hembra se distinguen el ano y la vulva:

  • El ano está ubicado justo debajo de la cola y es muy fácil de reconocer.
  • La vulva tiene la apariencia de una pequeña ranura vertical y está colocada, aproximadamente, a un centímetro del ano.

¿ Cómo diferenciar macho y hembra en gatos?

Ahora ya sabes cómo son los genitales de un gato macho y de una gata hembra. Si todavía no sabés cómo saber si un gato es hembra o macho, levanta la cola a tu amigo felino y analiza la forma de su zona perineal:

  • Si es hembra: encontrarás una pequeña hendidura vertical que se extiende casi hasta el ano. Se trata de la vulva.
  • Si es macho: aproximadamente a un centímetro debajo del ano, verás una pequeña abertura. Se trata del prepucio, bajo el cual encontrarás el saco escrotal con dos pequeños bultitos, que son los testículos.

¿Es verdad que los gatos tricolores siempre son hembras?

Cuando un gato presenta un pelaje de color negro, blanco y anaranjado, hay más de un 90% de probabilidades de que se trate de una hembra. Esto se debe a una consecuencia genética, ya que los cromosomas determinan el color del manto.

En los mamíferos, el sexo femenino está asociado a la combinación de los cromosomas XX y el sexo masculino a los cromosomas XY. Pues bien, en los gatos, el color marrón anaranjado está vinculado al cromosoma X. En algunos casos, este cromosoma puede tener un alelo para el color negro (un alelo es cada una de las opciones en que puede manifestarse un rasgo). Por tanto, la única posibilidad de que los alelos naranja y negro se den juntos en un mismo ejemplar y aparezcan combinados con el blanco es que haya dos cromosomas X. Es decir, que la gata sea hembra: XX.

Por su parte, los gatos machos, como son XY, pueden tener dos tonos, pero no tres. La única excepción se da en los ejemplares que tienen el síndrome de Klinefelter. Esta alteración genética provoca que los mamíferos que nacen con ella tengan un cromosoma X adicional. Es decir, que en vez de ser XY, sean XXY y, por tanto, puedan ser tricolores sin ser hembras.

Esperamos que con esta guía básica sobre “cómo saber si mi gato es hembra o macho” hayas conseguido averiguar el sexo de tu pequeño minino. En cualquier caso, si todavía tienes dudas al respecto, siempre puedes preguntárselo a tu veterinario. Además de explicarte cómo diferenciar los gatos machos de las hembras, te dará algunos consejos para cuidar correctamente de tu lindo gatito.

Dejar un comentario