Relajante para perros: ¿cuándo lo necesitan? – Onlyfresh.com
Saltar al contenido principal
Descubre nuestras promociones | Envío gratis a partir de 45€

Relajante para perros: ¿cuándo lo necesitan?

Relajante para perros: ¿cuándo lo necesitan?

Los perros pueden experimentar estrés por diversas razones como cambios en su entorno, situaciones desconocidas, interacciones sociales, ruidos fuertes, visitas al veterinario o viajes. Es importante estar atento a las señales que pueden indicar que tu mascota está estresada, como lamido excesivo, jadeo constante, temblores, falta de apetito, aislamiento, comportamiento agresivo o destructivo, entre otros.

Antes de considerar el uso de un relajante para perros, es fundamental identificar los síntomas de ansiedad o nerviosismo específicos en tu mascota. Observa su comportamiento en diversas situaciones y presta atención a cualquier cambio en su conducta habitual. Si tu perro muestra signos consistentes de estrés que afectan su bienestar y calidad de vida, es recomendable consultar a un veterinario o un especialista en comportamiento animal.

7 signos comunes de estrés en perros

Si notas alguno de estos signos en tu perro, es importante evaluar las posibles causas de estrés y tomar medidas para ayudarlo a sentirse más cómodo y seguro. Esto puede implicar reducir las fuentes de estrés en su entorno, brindarle más ejercicio y estimulación mental, establecer una rutina consistente y, en algunos casos, buscar la ayuda de un veterinario o un profesional de comportamiento animal.

  1. Cambios en el comportamiento: agresión repentina, comportamiento destructivo, ladridos excesivos o hiperactividad.
  2. Cambios en el apetito: un perro estresado puede comer menos o más de lo habitual, o incluso puede perder interés en la comida por completo.
  3. Cambios en el sueño: puedes notar que tu perro tiene dificultades para conciliar el sueño o que duerme más de lo común.
  4. Aislamiento: si tu perro se vuelve más retraído y prefiere estar solo en lugar de interactuar contigo u otras mascotas, podría ser una señal de estrés.
  5. Hiperactividad o inquietud: algunos perros muestran signos de estrés mediante un aumento en la actividad física, como dar vueltas sin descanso o no poder quedarse quietos.
  6. Cambios en el lenguaje corporal: un perro estresado puede tener la cola baja o entre las piernas, las orejas hacia atrás, el cuerpo tenso o temblores.
  7. Problemas de salud física: el estrés crónico puede manifestarse en problemas de salud física, como diarrea, vómitos, problemas de piel o pérdida de peso inexplicable.

Los perros pueden manifestar síntomas de estrés debido a diversas causas, como la falta de ejercicio, problemas de conducta o ansiedad por separación. En casos más complejos de identificar o tratar, es aconsejable buscar la ayuda de un especialista en comportamiento canino o un etólogo. Entre las recomendaciones más comunes se encuentran los relajantes para perros, que pueden ser naturales, como aquellos basados en manzanilla y pasiflora, o medicamentos recetados por un veterinario.

¿Qué son y para qué sirven los relajantes para perros?

Los tranquilizantes para perros son medicamentos diseñados para calmar y relajar al animal en situaciones específicas. Su uso es variado: desde facilitar prácticas veterinarias que el perro de otra manera no toleraría, hasta ayudar a superar situaciones de estrés o ansiedad, e incluso inducir el descanso o mantener al perro dormido cuando sea necesario. También conocidos como sedantes, estos medicamentos son utilizados por veterinarios, adiestradores caninos y dueños responsables en circunstancias diversas para garantizar el bienestar y la seguridad de la mascota.

La composición de los tranquilizantes para perros varía según el tipo de medicamento. Algunos contienen ciertas sustancias, mientras que otros utilizan diferentes ingredientes. La elección del más adecuado para nuestra mascota dependerá del criterio del veterinario, quien considerará aspectos como la edad, el peso, la raza, la situación y el historial clínico del animal al recetarlo. Basándose en esta información, el veterinario podrá prescribir el tranquilizante más apropiado.

Relajantes para perros naturales: manzanilla y pasiflora

Tanto la pasiflora como la manzanilla son reconocidas por sus propiedades relajantes y pueden resultar beneficiosas para calmar a los perros en momentos de estrés o ansiedad. La pasiflora, también conocida como flor de la pasión, contiene compuestos que actúan como suaves sedantes, contribuyendo a reducir la ansiedad y fomentar la relajación en los perros. Por otro lado, la manzanilla contiene apigenina, un compuesto con efectos sedantes y calmantes, convirtiéndola en una opción popular para aliviar el estrés en estos animales.

Ambas plantas están presentes en nuestros snacks más relajantes Chill&Relax de Harper&Bone. Contribuyen a la relajación de nuestros amigos peludos y, además, contienen ácidos grasos esenciales omega 3 y 6 que ayudan a mantener su pelaje brillante y sedoso.

Dejar un comentario