Skip to main content
ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 39 €

Todo sobre las bolas de pelo en gatos

Todo sobre las bolas de pelo en gatos

Los felinos son animales muy limpios y que se acicalan con frecuencia. Las bolas de pelo en los gatos son el resultado de su minuciosa rutina de limpieza. Sin embargo, además de ser molestas para las personas que tienen que limpiarlas, las bolas de pelo pueden provocar graves obstrucciones intestinales en nuestros amigos peludos.

En el artículo de hoy te explicamos todo lo que necesitas saber acerca de las bolas de pelo en los gatos para que puedas ayudar a tu minino a llevar una rutina de higiene saludable.

¿Es normal que los gatos vomiten bolas de pelo?

Aunque puede resultar desagradable, es completamente normal que los gatos vomiten bolas de pelo. Cuando los felinos se acicalan, las diminutas estructuras en forma de gancho que tienen en la lengua atrapan el pelo muerto. La mayoría de estos pelos pasan por el tracto digestivo y son expulsados en los excrementos. Sin embargo, a veces algunos pelos se quedan en el estómago, formando una bola que el gato tendrá que regurgitar para deshacerse de ella.

Aunque hablemos de bolas, normalmente estas acumulaciones de pelo suelen adoptar un aspecto fino y tubular después de pasar por el esófago. Debes tener en cuenta que las bolas de pelo en los gatos son más probables en las razas de pelo largo, como los persas.

Además, los gatos que mudan mucho o que se acicalan compulsivamente también son más propensos a vomitar bolas de pelo.

Síntomas de las bolas de pelo en los gatos

Por lo general, los gatos regurgitan las bolas de pelo poco tiempo después del acicalamiento. Ahora bien, en ocasiones no consiguen eliminarlas porque se quedan atascadas en el intestino. Lleva a tu pequeño felino al veterinario si presenta los siguientes síntomas durante más de dos días:

  • Vómitos continuos.
  • Náuseas o arcadas sin producir una bola de pelo.
  • Falta de apetito.
  • Letargo.
  • Estreñimiento.
  • Diarrea.

¿Cómo reducir las bolas de pelo?

No se puede hacer nada para prevenir las bolas de pelo en los gatos. No obstante, hay algunas pautas que pueden reducir la frecuencia de producción de estas acumulaciones de pelo.

  1. Cepilla a tu gato con regularidad. Cuanto más pelo muerto le quites a tu mascota, menos acabará formando bolas en su estómago. Peinar o cepillar a tu gato diariamente es una forma sencilla y eficaz de reducir las bolas de pelo. Además, puede ser una manera agradable de establecer un vínculo con tu minino. Si no consigues que su pequeño peludo se acostumbre al cepillado, llévalo a un peluquero profesional para que lo acicale y le corte el pelo al menos una vez al año.
  2. Utiliza un producto especial para las bolas de pelo. Hoy en día existen muchos productos en el mercado especialmente indicados para reducir las bolas de pelo en gatos. Tu veterinario te ayudará a escoger la mejor solución para tu minino.
  3. Evita el acicalamiento excesivo. Si crees que las bolas de pelo de tu gato son el resultado de un acicalamiento compulsivo, intenta distraer a tu gato con otras actividades que puedan interesarle. Por ejemplo, cómprale un juguete nuevo o enséñale un juego con el que podáis pasar un buen rato juntos.
  4. Ofrece a tu gato un alimento especial para prevenir las bolas de pelo. En la actualidad podemos encontrar alimentos especiales para gatos que ayudan a reducir la formación de las bolas de pelo. Estas fórmulas son ricas en fibras dietéticas y están diseñadas para mejorar la salud del pelaje de los pequeños felinos, y favorecer el paso de las bolas de pelo en los gatos a través del tracto digestivo.
Así que ya lo sabes, cuidar la alimentación y la higiene de tu pequeño felino es la mejor manera de prevenir la formación de las molestas bolas de pelo.

Leave a comment