Skip to main content
ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 39 €

¿Por qué mi gato vomita el pienso?

¿Por qué mi gato vomita el pienso?

¿Por qué mi gato vomita el pienso?

Es probable que hayas visto alguna vez a tu minino vomitando su comida. Cuando se producen de manera aislada y esporádica, los vómitos en gatos no son un síntoma preocupante. Ahora bien, si tu gato vomita el pienso de manera habitual, entonces debes prestar atención a las causas y pedir ayuda a tu veterinario. Si te estás preguntando ¿por qué mi gato vomita el pienso? en el artículo de hoy te explicamos cuáles son los motivos que pueden provocar que tu amigo felino vomite su comida.

Diferencia entre vomitar y regurgitar la comida

Para saber por qué un gato vomita después de comer, antes debemos distinguir entre vómito y regurgitación, ya que son dos reacciones diferentes, motivadas por distintas causas:

  • Regurgitación. Regurgitar es expulsar la comida sin digerir, desde la faringe o desde el esófago. Esta reacción no va acompañada de náuseas ni contracciones y suele producirse entre unos minutos y unas horas después de comer. Cuando se produce unos minutos después de la ingesta, puede indicar una gastritis aguda o crónica. Si se produce horas más tarde, puede deberse a una obstrucción gastrointestinal.
  • Vómito. Vomitar es expulsar la comida digerida. Se trata de una reacción que viene acompañada de contracciones y náuseas. El vómito suele ser síntoma de enfermedad digestiva, aunque también pueden causarlo algunos procesos víricos y los malos hábitos de alimentación. A continuación repasamos los motivos principales por los que un gato vomita el pienso digerido.

Motivos por los que mi gato vomita el pienso

Te estás preguntando ¿por qué mi gato vomita el pienso? Estas son las causas principales que provocan el vómito en los felinos domésticos:

Síndrome de retención gástrica

Se trata de un problema causado por una lesión o un trastorno motor que hace que el estómago no pueda funcionar a un ritmo normal y no consiga vaciarse adecuadamente. El síndrome de retención gástrica provoca que el gato vomite el pienso entero sin digerir, mucho tiempo después de comer. Sin embargo, a veces también puede derivar en el vómito del jugo gástrico. En los casos más graves puede requerir intervención quirúrgica.

Gastritis

Si tu pequeño felino es un glotón que se come todo lo que encuentra, es probable que su estómago se haya inflamado por la ingesta de un alimento inadecuado. Esto puede provocar vómitos de comida sin digerir, acompañados de sangre o bilis. Si tu minino está apático, no quiere comer o muestra síntomas de deshidratación, acude cuánto antes al veterinario para iniciar un tratamiento farmacológico con antiinflamatorios y antibióticos, en caso de que se haya producido una infección.

Estreñimiento

El estreñimiento es otra de las causas habituales del vómito en gatos. Cuando las heces son demasiado secas o grandes para ser expulsadas, el alimento se acumula en el tracto digestivo del animal. Cuando no puede asimilar más alimentos, el propio organismo acaba vomitándolos. Para evitar el estreñimiento en gatos, es importante seguir una buena hidratación y una dieta equilibrada, rica en fibras dietéticas de calidad.

Parásitos intestinales

Los parásitos intestinales también pueden causar vómitos de comida sin digerir, ya que suelen interferir en el proceso de digestión e interrumpir la movilidad de los alimentos por el tracto digestivo. Si crees que tu mascota tiene parásitos intestinales, debes llevarlo cuanto antes al veterinario para que te recete el antiparasitario más adecuado.

Malos hábitos de alimentación

En algunos casos, cuando un gato vomita después de comer es, simplemente porque la ingesta se produce demasiado rápido. Al comer mucha comida en poco tiempo, se produce una sobrecarga en el estómago, de manera que el alimento se va acumulando en el esófago e incluso en la faringe. Cuando el tracto digestivo no puede almacenar más comida, acaba expulsándolo hacia el exterior.

Para estos casos, existen comederos especiales que obligan al animal a comer más despacio. La ingesta rápida de la comida es uno de los motivos más habituales de los vómitos en gatos. Ahora bien, si tu gato vomita el pienso después de comer, debes llevarlo inmediatamente al veterinario. Solo un profesional podrá establecer un diagnóstico exacto y determinar cuál es el tratamiento más indicado para tu minino.

Leave a comment