Skip to main content
ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 39 €

La tos en los perros

La tos en los perros

La tos en los perros: causas y tratamiento

La tos en los perros es un mecanismo de protección. Suele aparecer como un reflejo automático ante un estímulo que irrita el tracto respiratorio. Esta reacción involuntaria se encarga de mantener las vías respiratorias libres de secreciones mucosas y cuerpos extraños. Ahora bien, la tos también puede ser el síntoma de algunas enfermedades y problemas respiratorios. Si tu mascota tose mucho, en el artículo de hoy te explicamos cuáles son las causas de la tos en los perros y cómo debemos tratarla.

¿Por qué se produce la tos en los perros?

Para poder distinguir las causas de la tos en los perros, debemos conocer cuáles son los diferentes tipos de tos que existen. En términos generales, podemos diferenciar entre la tos no productiva, también conocida como tos irritativa sin expulsión, y la tos productiva o tos húmeda con expulsión. A continuación te explicamos cuáles son las características de cada una de ellas, así como las causas que las provocan.

Tos no productiva o irritativa

La tos irritativa es una tos seca, fuerte y repetitiva, que puede resultar muy molesta y dolorosa para nuestros amigos peludos. Cuando se prolonga en el tiempo, se fortalece y desencadena un círculo vicioso. Suele estar provocada por alguna de las siguientes causas:

  • Infección o inflamación del tracto respiratorio. ● Inhalación de gases irritantes como el humo.
  • Obstrucción provocada por cuerpos extraños, como líquidos y alimentos.
  • Colapso de la tráquea, provocado por un golpe o un tirón del collar.
  • Presencia de parásitos internos.
  • Presión en las vías respiratorias, causada por la inflamación de tumores o ganglios linfáticos.

Tos productiva o húmeda

Al contrario de la tos irritativa, la tos productiva se caracteriza por la expulsión de secreciones mucosas. Además, se trata de una tos más apagada y que suele ir acompañada de arcadas. Normalmente, la tos húmeda aparece después de dormir o tras un período de descanso. Estos son los motivos que causan la tos productiva en los perros:

  • Resfriado.
  • Faringitis.
  • Bronquitis crónica.
  • Neumonía alérgica, parasitaria o bacteriana.
  • Otras enfermedades o problemas respiratorios.

Consejos para tratar y prevenir la tos en los perros

Cuando duran más de dos semanas, tanto la tos húmeda como la tos irritativa pueden convertirse en tos aguda o crónica. Por eso, si tu perro tose mucho, es importante que lo lleves al veterinario cuanto antes para que confirme el diagnóstico y determine cuál es el tratamiento más adecuado. Este dependerá del tipo de tos y las causas que la provoquen:

  • Cuando se trata de una tos leve, provocada por un simple resfriado, es suficiente con que el animal guarde reposo para que fortalezca el sistema inmunitario y se recupere.
  • Si se trata de una tos húmeda y productiva, es recomendable suministrar algún mucolítico o expectorante para facilitar la expulsión de mucosidad.
  • En los casos más graves, será necesario un tratamiento farmacológico con medicamentos antiinflamatorios, antibióticos o broncodilatadores.

La prevención es el mejor tratamiento contra la tos. Si quieres evitar que tu mascota se contagie de enfermedades infecciosas, procura mantenerla alejada de otros animales enfermos o que presenten síntomas de carácter respiratorio. Por otra parte, si tu amigo peludo tiene problemas de salud, tampoco es aconsejable que interactúe con otros perros, ya que al tener las defensas bajas, tendrá más posibilidades de contraer otras enfermedades.

Sin duda, la mejor manera de prevenir la tos en los perros es mantener fuerte el sistema inmunitario mediante un estilo de vida saludable. Con una dieta sana y equilibrada, acompañada de ejercicio diario, ahorrarás más de un resfriado a tu compañero cuadrúpedo.

Leave a comment